Cuidados posteriores

Las pestañas no deben mojarse en las primeras 24 horas.

Evitar los vapores durante los dos primeros días, como la sauna o una ducha demasiado caliente durante demasiado tiempo.

Evitar el roce fuerte en las pestañas.

No usar aceites o desmaquillantes para ojos grasos u otras cremas cerca de los ojos. En su lugar, usar solo bastoncillos para los oídos (humedecidos con agua) para limpiar suavemente el borde del párpado.

Con la extensión de pestañas no es necesario utilizar máscara de pestañas. Si aún se deseara utilizar máscara de pestañas, recomendamos encarecidamente usar agua soluble y sin aceite. Aplicar la máscara solo en las puntas, y no demasiado cerca del borde del párpado. Si se aplica en el extremo inferior de las pestañas podría provocar la rotura del adhesivo con las pestañas.

Cepillar las pestañas con cuidado y regularmente para darles forma.

No usar rizador de pestañas, esto puede destruir las pestañas.

Tener en cuenta que algunas de las extensiones de pestañas pueden caer diariamente apartir de su aplicación. Esto es natural, ya que perdemos algunas de nuestras pestañas naturales todos los días y las extensiones aplicadas caerán conjuntamente con la natural.

Se recomienda rellenar las pestañas de forma periódica cada 2-4 semanas. Con ello se conseguirá mantener las extensiones de pestañas en todo su esplendor.